Buscar:
   
   


Información Científica

Última actualización [26/10/2010]


Copia el link directo Lee la investigación completa

Cribado del consumo de alcohol en trabajadores Inmigrantes


Realizar un cribado de consumo de alcohol en trabajadores inmigrantes, estimar la prevalencia de consumo de riesgo y definir el perfil sociodemográfico y bioquímico de los consumidores de riesgo.

 

Material y método: La muestra fue de 385 trabajadores inmigrantes seleccionados aleatoriamente que acudieron a los reconocimientos de salud laboral en un servicio de vigilancia para la salud. A cada uno de los sujetos se les realizó un cuestionario en el que se recogen variables sociodemográficas y laborales y Test AUDIT.

 

Se les realizó una extracción de sangre para evaluación de parámetros bioquímicos relacionados con el consumo de alcohol.

 

Resultados: La edad media de los trabajadores es de 32,4 años. El 74,5% son varones. El país de origen del 52,1% de los trabajadores es Marruecos. El 76,9% trabaja en el sector de la agricultura. Según los resultados del test AUDIT el 7,8% (N=30) de los trabajadores son bebedores de riesgo. Según los parámetros bioquímicos en sangre solamente encontramos diferencias estadísticamente significativas entre sujetos que realizan consumo o no de riesgo en los valores de transferrina deficiente en carbohidratos (CDT) (P<0,0001).

 

Conclusiones: El test AUDIT y la determinación en sangre de la CDT son buenas herramientas para la detección del consumo de alcohol de riesgo en el ámbito laboral. Existe una proporción de consumidores de riesgo en trabajadores inmigrantes que orienta a la necesidad de incluirlos en programas de prevención para la modificación de conductas de consumo de riesgo.

 

Introducción

No cabe duda de que el consumo de alcohol tiene consecuencias negativas tanto sobre el propio consumidor como sobre su entorno y sobre la comunidad en la que se circunscribe [1]. La mayor parte de daños y costes sociosanitarios asociados al consumo de alcohol se producen en sujetos consumidores no dependientes.

 

La relación entre el abuso de sustancias, su tratamiento y el proceso migratorio es compleja y no está suficientemente esclarecida. Parece tratarse de una relación multifactorial en la que entran en juego factores biológicos, psicológicos, culturales y sociales. El resultado de esta interacción influye en mayor o menor medida, tanto en el consumo de drogas como en la diferente respuesta al tratamiento [2-4].

 

La inmigración que se está produciendo en nuestro país debido a su situación geográfica y a los grandes desequilibrios económicos entre los países del Tercer Mundo y los desarrollados es un hecho incuestionable. Su condición de inmigrante, en muchas ocasiones ilegales, y el contacto con una droga, en la que en muchos casos no es de su cultura tradicional, constituye una importante acumulación de riesgo de exclusión social. Si a ello añadimos los problemas de acceso de esta población a los servicios sanitarios y sociales, nos encontramos con un colectivo cada vez más numeroso de afectados, al que se tiene difícil acceso, que crece y se perpetúa, acrecentando sus niveles de exclusión y creando mayor rechazo social [5].

 

A pesar de todas las dificultades para acceder a esta población, muchos de estos inmigrantes acceden a la condición de legales con lo que están accediendo a puestos de trabajo, especialmente no cualificados y en el medio rural, fundamentalmente en los sectores agrarios y de la construcción. Esta población inmigrante procede fundamentalmente de países del Norte de África y Latinoamérica.

 

Los Servicios de Salud Laboral son, junto a la Atención primaria, el eje básico para la prevención de los problemas relacionados con el alcohol, habida cuenta la elevada prevalencia de consumidores de riesgo entre la población laboral activa.

Desde los servicios de salud laboral se atribuye al alcohol una pluralidad de efectos negativos sobre el mundo laboral, entre los que destaca el absentismo por enfermedad o por accidente, las ausencias o retrasos injustificados y una mayor conflictividad [6].

 

Los servicios de salud laboral, evalúan entre otras las condiciones ambientales de la empresa y del puesto de trabajo y participan en la formación higiénico-preventiva de los trabajadores. El médico de empresa debe estar implicado tanto en la prevención universal, selectiva e indicada.

 

En el caso de la prevención selectiva, aunque el mundo laboral es idóneo por varias razones como son: la homogeneidad de la población, la globalidad (son asequibles todos los empleados) y la continuidad de actuación a lo largo del tiempo, las circunstancias especiales al tratarse de una población inmigrante (no homogénea), añadido a que fundamentalmente trabajan en el sector agrario (temporalidad) dificultan en gran medida esta estrategia de prevención. Sin embargo, en esta población sí que es más factible la realización de prevención indicada, en aquellos trabajadores en los que se detecta un consumo excesivo, ya que permitirá la posibilidad de la detección precoz o el diagnóstico de patologías, ya que gran parte de los bebedores excesivos se hallan en situación laboral activa, a lo que hay que añadir la motivación para el tratamiento por el miedo a perder el trabajo.

 

Los problemas relacionados con el consumo de alcohol son tantos y tan diversos que las estrategias y soluciones han de adaptarse a las circunstancias particulares de cada empresa. Tanto el ambiente como los procesos de trabajo influyen en el consumo de alcohol, pero debe tenerse en cuenta la intervención de otros factores tales como la personalidad del trabajador, las actividades en el tiempo libre, las circunstancias familiares y la forma de vida [7]. Todas ellas circunstancias especiales y con características diferenciadoras entre esta población.

Existe una amplia gama de entrevistas y cuestionarios que han demostrado su utilidad en la detección y diagnóstico de los trastornos relacionados con el consumo de alcohol.

 

Este tipo de instrumentos tienen como objetivo realizar una detección precoz de casos. Se trata de instrumentos sencillos de aplicar y que tienen valor desde el punto de vista clínico y epidemiológico. El Test AUDIT (Alcohol Use Disorders Identification Test) fue desarrollado de forma multicéntrica por la OMS [8] con el fin de detectar de forma fácil y temprana el consumo de riesgo y perjudicial de alcohol. Este instrumento ha sido validado en nuestro país [9,10].

 

No existe en la actualidad una prueba de laboratorio específica para el diagnóstico del alcoholismo, aunque las dos pruebas de laboratorio más utilizadas hayan sido el Volumen Corpuscular Medio (VCM) y la Gamma-glutamil transpeptidasa (GGT), siendo considerada ésta última la de mayor utilidad actualmente. Desde hace aproximadamente una década se está utilizando la Transferrina deficiente en carbohidratos (CDT) para realizar una aproximación más precisa al diagnóstico. Parece ser que estaría elevada en el 80% de bebedores de riesgo, y hasta el 90% en sujetos con dependencia al alcohol [11].

 

Los objetivos del trabajo son realizar un cribado de consumo de alcohol en trabajadores inmigrantes en el marco de la vigilancia para la salud, estimar la prevalencia de consumo de riesgo y definir el perfil sociodemográfico y bioquímico de los consumidores de riesgo.

 

Se anexa investigación en pdf

 

FUENTE:
Mapfre

http://www.mapfre.com/ccm/content/documentos/fundacion/salud/becas/cribado-del-consumo-de-alcohol-en-trabajadores-inmigrantes.pdf

 

 

 






Indentificación sistemática de los trastornos por consumo de alcohol en pacientes extrahospitalarios con enfermedades médicas: importancia de las características del individuo y de los servicios asistenciales.

Pociones sexuales. Relación entre alcohol, drogas y sexo

La investigación social y cultural del alcoholismo




 


Más Publicaciones



Derechos reservados © MMVII Fundación de Investigaciones Sociales, A.C.
Dirección: Av. Ejército Nacional No. 579, 6º Piso, Col. Granada, Delegación Miguel Hidalgo, C.P. 11520, México, D. F.
Teléfonos: 5545-6388, 5545-7027, 5545-7216 y 5545-9981

Aviso Legal